ErnestoBertani

Prensa > Críticas

 

 
Ernesto Bertani Vinicius Octubre 2012
  El color de una metáfora
   
 

 
Ernesto Bertani en El Guardián.
  El pintor elegido por los famosos y poderosos.
   
 

 
Ernesto Bertani en Clase Ejecutiva, El Cronista Comercial.
  Coronado de Gloria.
   
 

 
Ernesto Bertani en Para Ti.
  Trato de no soñar demasiado para no frustrarme.
   
 

 
Ernesto Bertani en Ambito Financiero
 
Bertani: economía de medios, pluralidad de significados
   
 

 
Ernesto Bertani en revista Ñ
 
Los rostros del poder
 
"Imágenes potentes, reconocibles, pero igualmente eficaces se despliegan en la Sala Cronopios. Un recurrente retrato de la argentina que duele."
 

“Su pintura se poya en las habilidades del dibujante y en un acabado conocimiento del instrumento, el aerógrafo, y logra por este medio sutilezas en la representación que transmiten calidez y sensibilidad”.
Alberto H. Collazo, Clarín, 1983

“La ambigüedad visual es precisamente la característica más notable de sus obras. Cuesta advertir si algo está pintado (simulando un collage) o pegado. Todo deja una sesación táctil. Pero esa circunstancia no tendría mayor trascendencia si no fuese porque responde a un propósito inteligente, el de señalar que las apariencias engañan”.
Jorge López Anaya, La Nación, 1992

“Hemos seguido la trayectoria de Bertani muy de cerca. Siempre se mantuvo al margen de las modas fugaces. Eximio dibujante, sabe discimular la destreza cuando es preciso. Deja entonces surgir una pintura tenue, casi cuarelada, sutil en el manejo del aerógrafo. Su fluidez se adapta suavemente a las formas, ya se trate de desnudos, de parejas enlazadas o de interiores alucinantes donde impera el dios televisivo”.
Guillermo Whitelow, La Razón, 1993

“Si hubiese que calificar las pinturas de Ernesto Bertani que componen su última muestra, no vacilaría en emplear el calificativo de eróticas. Tan sólo que en ese caso el erotismo tiene la particularidad de mostrarnos a todos sus personajes totalmente vestidos al punto que, salvo en dos excepciones, no vemos un solo centímetro dedicado a la piel humana, y en esos dos casos apenas asoman envueltas en encajes unas discretas nalgas”.
Rafael Squirru, La Nación, 2000

“Entre los pintores que practican trompe l’oeil se destaca Ernesto Bertani. Adquirió en esa técnica tan buen desarrollo que produce la ilusión de realidad aunque las características del tema sean inverosímiles. De todos modos, sólo imita puntualmente lo que le interesa, no todo. Su imaginativo manejo del color, las formas, las texturas, le permiten representar de modo convincente los dictados de su pensamiento, que se aparta de la lógica. No hay hombres o mujeres de tela, salvo en las ocurrencias del surrealismo”.
Aldo Galli, La Nación, 2002

“Hace ya años que Ernesto Bertani ha acostumbrado a su público -numeroso y fiel- a su pintura hiperrealista, a su maestría con el aerógrafo, a su humor y su ironía, a los efectos ilusorios de las figuras humanas entrelazándose y confundiendose con telas. En sus muestras sucesivas los temas y los enfoques van cambiando, pero sin grandes sorpresas, Bertani sigue siendo Bertani.
Eduardo Villar, Revista Ñ, 2005